We use cookies to ensure that the website works as intended and to collect statistics on its use so that we can improve your web site experience.

×
logo
BENEFICIOS PARA LA SALUD

Mejorando la salud humana

El aceite de krill tiene muchas aplicaciones beneficiosas para la salud debido a su composición única y natural de omega-3 EPA y DHA, fosfolípidos y colina.

LA GRAN DIFERENCIA

Los beneficios para la salud del krill

The health henefits of krill
Articulaciones

Los omega-3 juegan un papel importante en la regulación de la inflamación en el cuerpo, lo que puede tener un impacto crucial en la protección de nuestras articulaciones durante toda la vida.

Corazón

El aceite de krill ha demostrado tener efectos beneficiosos relacionados con la salud del corazón, como la reducción de los niveles de triglicéridos en ayunas, que son un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca.

Cerebro

Los fosfolípidos ayudan en el transporte de omega-3 DHA a través de la barrera hematoencefálica.

Hígado

La colina y los omega-3 son importantes para mantener una función hepática saludable y ayudan al metabolismo adecuado de la grasa.

Ojos

Los omega-3 son especialmente importantes para ayudar a mantener sus ojos sanos, con la mayor concentración de DHA en el cuerpo que se encuentra en la retina.

Piel

Los omega-3 juegan un papel en la modulación de la hidratación y la elasticidad de la piel.

Nutrientes para la Promoción de la Salud

¿De qué está hecho el aceite de krill?

01-Omega-3 fatty acids

OMEGA-3 (EPA y DHA)

Estos ácidos grasos esenciales son uno de los nutrientes más investigados, con una amplia gama de beneficios para la salud de su corazón, ojos, hígado, cerebro, piel y articulaciones.

02-Phospholipids

FOSFOLÍPIDOS

Los fosfolípidos ayudan a los omega-3 a integrarse en las membranas de las células sanguíneas, lo que lleva a un mayor nivel de omega-3 en comparación con las fuentes de triglicéridos omega-3.

03-choline

COLINA

La colina es un nutriente esencial para muchas funciones del cuerpo, como la señalización nerviosa, el funcionamiento del hígado y los músculos. Nuestro cuerpo no puede producir lo suficiente, por lo tanto, debemos obtenerlo de nuestra dieta.

04-astaxanthin

ASTAXANTINA

Este antioxidante natural le da al aceite de krill su color rojo, pero también protege el aceite de la oxidación, eliminando la necesidad de agregar conservantes.

Superba Krill

El aceite de krill Aker Biomarine es el más investigado del mercado

Aker Biomarine ha estado investigando los efectos del aceite de krill en la salud humana durante más de una década con varios estudios que documentan los beneficios para la salud y la eficiencia de Superba Krill en los niveles elevados de omega-3 y colina.

Múltiples beneficios y áreas objetivo

El aceite de krill es más que un simple suplemento de omega-3. Con colina y fosfolípidos, el aceite de krill abre nuevas y emocionantes oportunidades que van más allá de los beneficios tradicionales para la salud de los suplementos de omega-3, a segmentos más exploratorios como la belleza y el deporte.

Alimentado por estos fosfolípidos, Superba Krill asegura que los omega-3 y la colina se entreguen a las partes del cuerpo que más los necesitan, como el cerebro, el corazón, los ojos y el hígado. 

No ingerimos suficiente omega-3

Un estudio de 2016 publicado en Progress in Lipid Research descubrió que el 97% de la población mundial tiene un nivel inferior al nivel óptimo de omega-3 en su cuerpo. Los niveles más bajos de omega-3 se observaron en América del Norte, América Central y del Sur, Europa, Oriente Medio, Asia sudoriental y África, aquellos que se han adaptado a los hábitos alimentarios occidentalizados (20).

Aumente su nivel de omega-3 con aceite de krill

Otro estudio de 2017 comparó datos de los EE. UU. Y Alemania y encontró que a pesar del conocimiento adecuado de los beneficios para la salud de los omega-3, el 98% de la población exhibe niveles por debajo del rango óptimo para la protección cardíaca y la protección contra las enfermedades cardiovasculares (21).

omega-3-index-map

El índice Omega-3 es una medida de la cantidad de EPA y DHA en las membranas de los glóbulos rojos, que se correlaciona con la cantidad de estos ácidos grasos omega-3 en el corazón y otros tejidos. Una medida del 8% o más se considera óptima para mantener la salud cardiovascular, mientras que un nivel por debajo del 8% aumenta el riesgo de desarrollar problemas cardíacos (22).

omega-3 index scale

Las mejores formas de aumentar su índice de Omega-3 son comer pescado graso regularmente (como trucha, salmón, arenque y caballa), o tomar un suplemento nutricional de alta calidad, comprobado para aumentar su índice de Omega-3, como el aceite de krill.

 

Colina. 
Una fuente inagotable de nutrientes.

La colina es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para fabricar neurotransmisores, una parte importante de nuestro sistema nervioso y, de hecho, fosfolípidos. 

Solo se puede producir una pequeña cantidad de colina en nuestros cuerpos, por lo que necesitamos obtener este nutriente de nuestra dieta. Sin embargo, la encuesta nacional de salud y nutrición en 2003-2004 concluyó que el 90% de la población estadounidense tiene una ingesta inadecuada de colina (16). 

La colina tiene numerosos efectos en el cuerpo

Se ha demostrado que la colina tiene efectos positivos sobre la señalización nerviosa, el metabolismo de los lípidos y el equilibrio hídrico en nuestras células. Curiosamente, hay un fuerte vínculo entre la deficiencia de colina y la acumulación de grasa en el hígado (16,17). Asegurarse de que su dieta contenga suficiente colina es esencial para mantener un funcionamiento corporal saludable y equilibrado. 

La colina en el aceite de Superba Krill viene en forma natural de fosfatidilcolina, de la misma manera que se encuentra en los alimentos que comemos. La colina del aceite de krill se absorbe en el cuerpo de la misma manera que otros suplementos de colina, lo que significa que es una excelente manera de satisfacer sus necesidades diarias.

 

ACEITE DE KRILL SUPERBA

Una gran fuente de colina

El aceite de krill proporciona colina con omega-3 y fosfolípidos para apoyar la función y la salud de su corazón, cerebro, hígado y mucho más.

Fosfolípidos: el aceite de krill aumenta el índice de Omega-3 más rápido que el aceite de pescado

Los fosfolípidos unidos a los omega-3 del aceite de krill ayudan a mejorar la integración celular y la utilización de EPA y DHA en el cuerpo. Específicamente, ayudan en la incorporación de EPA y DHA en las membranas de los glóbulos rojos, lo que se correlaciona con los niveles de EPA y DHA en el corazón (8-10).

Un estudio de Ramprasath et al. 2013 (11) mostró que cuando se administraron cantidades similares de EPA y DHA como aceite de krill o aceite de pescado a 24 participantes de estudio en un ensayo cruzado de 4 semanas, el aceite de krill aumentó significativamente los niveles de ácidos grasos omega 3 en la sangre y, en consecuencia, el índice de Omega-3. Este cambio fue dos veces mayor después de la suplementación con aceite de krill en comparación con el aceite de pescado (11). 

Los fosfolípidos son el componente principal del transportador de omega-3 (EPA y DHA) a través de la barrera hematoencefálica. El DHA es especialmente importante para la función, estructura y mantenimiento del cerebro en todas las etapas de la vida, y representa aproximadamente el 40% de todos los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA de cadena larga) en el cerebro. Los estudios preclínicos han demostrado que los Omega 3 (específicamente DHA) entregados con fosfolípidos pueden conducir a niveles más altos de incorporación de omega-3 en el cerebro (12,13). Se están realizando investigaciones interesantes en esta área para investigar cómo esto puede afectar la función cerebral y mantener un cerebro sano.

En 2014, Aker BioMarine realizó un estudio en 300 sujetos con altos niveles de triglicéridos, un marcador importante para el riesgo de ECV. El estudio, publicado en Nutrition Research, encontró que la suplementación con aceite de krill estaba asociada con una reducción del 10% en los niveles de triglicéridos. El EPA y el DHA en el aceite de krill pueden ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud asociados con el sistema cardíaco (15). Los fosfolípidos son un formato clave de entrega de estos omega-3 saludables para el corazón a las células que los necesitan.

VÍDEO

La ventaja de los fosfolípidos

Los fosfolípidos en el aceite de krill entregan el omega-3 y la colina a las partes del cuerpo que más los necesitan, como el cerebro, el corazón, los ojos y el hígado. 

"
Superba Krill se compromete a explorar nuevas formas en que el aceite de krill puede mejorar la salud humana.
Andreas

Andreas Berg Storsve

Director I + D, Aker Biomarine

Nuevas áreas de exploración

El aceite de krill es bien conocido como un suplemento de omega-3, y a menudo se comercializa como tal en las categorías tradicionales de salud del corazón. Sin embargo, los estudios de investigación en nuevos segmentos revela múltiples beneficios para la salud del aceite de krill que abre nuevos y emocionantes mercados para expandir y diferenciar las carteras de productos. 

Nutrición Deportiva y Salud de la Piel

Investigando el papel del aceite de krill en el deporte

Debido a su papel en la señalización nerviosa, la colina puede ser especialmente beneficiosa en la función muscular y los deportes. La actividad física intensa desafía las funciones celulares y aumenta el estrés en nuestros músculos y articulaciones para realizar un alto nivel.

Si hay suficiente colina disponible en el cuerpo, se pueden producir cantidades suficientes de neurotransmisores, que tienen un papel integral en la función muscular. Los estudios han demostrado que los corredores de maratón pueden terminar con una disminución del 40% en los niveles de colina en la sangre, lo que podría tener un impacto en el rendimiento (18). Este efecto podría exacerbarse si los niveles de colina ya son bajos para empezar.

Se ha demostrado que el aceite de krill fortalece los marcadores de la función inmune, en un estudio realizado en 2015 por Da Boit et al, que podría beneficiar a aquellos que realizan ejercicio físico intenso (19). Dado que la enfermedad puede afectar el entrenamiento y el rendimiento, tener un sistema inmunológico que funcione bien es importante para que los atletas rindan al máximo. Aker BioMarine está investigando actualmente el papel del aceite de krill en los deportes para identificar los mecanismos por los cuales el aceite de krill puede beneficiar el rendimiento y la recuperación de los atletas.  

 

Mejoras en la hidratación y elasticidad de la piel

Aker BioMarine ha realizado recientemente ensayos clínicos para investigar los efectos del aceite de krill en la salud de la piel. Los datos patentados no publicados demuestran mejoras significativas en la hidratación y elasticidad de la piel que pueden mejorar la tersidad y suavidad de la piel. Continúan las investigaciones en esta área para comprender los mecanismos detrás de estas mejoras en la salud de la piel.  

References

References

  1. Casula, M., et al., Long-term effect of high dose omega-3 fatty acid supplementation for secondary prevention of cardiovascular outcomes: A meta-analysis of randomized, placebo controlled trials [corrected]. Atheroscler Suppl, 2013. 14(2): p. 243-51.
  2. Ramprasath, V.R., et al., Enhanced increase of omega-3 index in healthy individuals with response to 4-week n-3 fatty acid supplementation from krill oil versus fish oil. Lipids Health Dis, 2013. 12(1): p. 178.
  3. Wang, C., et al., n-3 Fatty acids from fish or fish-oil supplements, but not alpha-linolenic acid, benefit cardiovascular disease outcomes in primary- and secondary-prevention studies: a systematic review. Am J Clin Nutr, 2006. 84(1): p. 5-17.
  4. Wen, Y.T., J.H. Dai, and Q. Gao, Effects of Omega-3 fatty acid on major cardiovascular events and mortality in patients with coronary heart disease: a meta-analysis of randomized controlled trials. Nutr Metab Cardiovasc Dis, 2014. 24(5): p. 470-5.
  5. Banni, S. and V. Di Marzo, Effect of dietary fat on endocannabinoids and related mediators: consequences on energy homeostasis, inflammation and mood. Mol Nutr Food Res, 2010. 54(1): p. 82-92.
  6. Calder, P.C., Marine omega-3 fatty acids and inflammatory processes: Effects, mechanisms and clinical relevance. Biochim Biophys Acta, 2015. 1851(4): p. 469-484.
  7. Cottin, S.C., T.A. Sanders, and W.L. Hall, The differential effects of EPA and DHA on cardiovascular risk factors. The Proceedings of the Nutrition Society, 2011. 70(2): p. 215-31.
  8. Harris, W.S. and C. Von Schacky, The Omega-3 Index: a new risk factor for death from coronary heart disease? Prev Med, 2004. 39(1): p. 212-20.
  9. Metcalf, R.G., et al., Relation between blood and atrial fatty acids in patients undergoing cardiac bypass surgery. The American journal of clinical nutrition, 2010. 91(3): p. 528-34.
  10. Metcalf, R.G., et al., Effects of fish-oil supplementation on myocardial fatty acids in humans. The American journal of clinical nutrition, 2007. 85(5): p. 1222-8.
  11. Ramprasath, V.R., et al., Enhanced increase of omega-3 index in healthy individuals with response to 4-week n-3 fatty acid supplementation from krill oil versus fish oil. Lipids Health Dis, 2013. 12(1): p. 178.
  12. Graf, B.A., et al., Age dependent incorporation of 14C-DHA into rat brain and body tissues after dosing various 14C-DHA-esters. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids, 2010. 83(2): p. 89-96.
  13. Liu, L., et al., Higher efficacy of dietary DHA provided as a phospholipid than as a triglyceride for brain DHA accretion in neonatal piglets. J Lipid Res, 2014. 55(3): p. 531-9.
  14. Dasgupta, S.; Bhattacharyya, D.K. Dietary effect of eicosapentaenoic acid (epa) containing soyphospholipid. J Oleo Sci 2007, 56, 563-568.
  15. Berge K, Musa-Veloso K, Harwood M, Hoem N, Burri L. Krill oil supplementation lowers serum triglycerides without increasing low-density lipoprotein cholesterol in adults with borderline high or high triglyceride levels. Nutrition research. 2014 Feb 1;34(2):126-33.
  16. Jensen, H.H.; Batres-Marquez, S.P.; Carriquiry, A.; Schalinske, K.L. Choline in the diets of the us population: Nhanes, 2003-2004. FASEB J 2007, 21, LB46.
  17. Fischer, L.M.; daCosta, K.A.; Kwock, L.; Stewart, P.W.; Lu, T.S.; Stabler, S.P.; Allen, R.H.; Zeisel, S.H. Sex and menopausal status influence human dietary requirements for the nutrient choline. Am J Clin Nutr 2007, 85, 1275-1285.
  18. von Allworden, H.N.; Horn, S.; Kahl, J.; Feldheim, W. The influence of lecithin on plasma choline concentrations in triathletes and adolescent runners during exercise. European journal of applied physiology and occupational physiology 1993, 67, 87-91.
  19. Da Boit M, Mastalurova I, Brazaite G, McGovern N, Thompson K, Gray SR. The effect of krill oil supplementation on exercise performance and markers of immune function. PloS one. 2015 Sep 25;10(9):e0139174.
  20. Stark KD, Van Elswyk ME, Higgins MR, Weatherford CA, Salem N. Global survey of the omega-3 fatty acids, docosahexaenoic acid and eicosapentaenoic acid in the blood stream of healthy adults. Progress in lipid research. 2016 Jul 31;63:132-52.
  21. Thuppal SV, Von Schacky C, Harris WS, Sherif KD, Denby N, Steinbaum SR, Haycock B, Bailey RL. Discrepancy between Knowledge and Perceptions of Dietary Omega-3 Fatty Acid Intake Compared with the Omega-3 Index. Nutrients. 2017 Aug 24;9(9):930.
  22. Harris WS, Von Schacky C. The Omega-3 Index: a new risk factor for death from coronary heart disease?. Preventive medicine. 2004 Jul 1;39(1):212-20.